Ruidos, martilleos y cementos rodando.

Hombres trabajando y un mundo totalmente desconocido para mi.

La construcción civil me rodea desde muy chica. Pero no fue sino hasta trabajar como fotógrafa de una empresa constructora  que tuve la oportunidad de adentrarme y dejar de mirarlo desde la vereda de enfrente...Hasta entonces reinaba en mi cabeza una frase dicha por mi padre: “ Una obra en construcción es terreno de nadie, un lugar peligroso para una mujer.”